Por Diego Muñoz

Taller de reporteros

 

Los alumnos de 4º medio fueron invitados a una despedida organizada por sus compañeros de 3º medio y el equipo de tutores del instituto, la cual consistió en una ceremonia donde hubo desde risas hasta llantos, por un video que hicieron sus compañeros menores y por las palabras de inspiración que les dio el jefe docente, don Renato Muñoz.

Este evento se llevó a cabo el jueves 23 de noviembre después de clases; para la ocasión, los estudiantes de tercero participaron como mozos y ayudantes del evento.

Algunos estudiantes de 4º entregaron su opinión sobre lo que significó el “Pascual Baburizza” en sus vidas, además de un pequeño mensaje para sus compañeros:

“A mi parecer fue una experiencia súper llenadora, me sirvió mucho para enriquecerme como persona y para fortalecerme. En este colegio lo que más puedo valorar es la relación que hay entre estudiante-profesor, porque en el colegio en que venía la relación entre el alumno y el profesor era muy mecánica, pero cuando llegué al Pascual, esos “saludos” de parte de los profes, esos pequeños detalles pueden hacer un cambio. En el colegio conocí a gente muy importante y me da nostalgia dar este paso, pero es el fin del ciclo y hay que seguir adelante” (Daniel Godoy, 4ºA generación 2017).

Su mensaje fue: “Disfruten el momento y el lugar en que están, el colegio en que están cada vez se hace más grande, va con un progreso enorme y aprovechen lo que tienen”.

 

“El Pascual es una montaña rusa, por decirlo así, con altos y bajos, tú llega un lunes y tienes plata, después el jueves tienes hambre, hay días que estás triste, otros que estás contento; es una experiencia diferente, las personas que conocí aquí no podré igualarlas en ningún lugar, el Pascual siempre estará en mi corazón” (José Parraguez, 4ºB generación 2017).

Su mensaje fue: “Chiquillos, ocupen sus opiniones y sus argumentos, porque ustedes son el factor de cambio y pueden hacer la casa más agradable y bonita para todos”.

 

“Cuando llegué, pensé que me encontraría con un tipo en específico de gente, o sea, puros huasos, algo así, pero encontré una diversidad de gente, que venía de otros lados también, que dejaba a su familia lejos y al principio me costó acostumbrarme a las nuevas exigencias al estar lejos de mi familia, pero siento que todo como que me terminó haciendo lo que soy ahora, saliendo de cuarto medio, que somos pocos los que llegamos al final contando todos los que llegaron en primero medio que se fueron. Ahora estamos los que pudimos enfrentar los nuevos desafíos que nos daba el colegio y tengo que agradecer al Pascual y a su gente por hacerme lo que soy hoy en día y por todo lo que me dio” (José Dasonvalle, 4º B generación 2017).

Su mensaje fue: “No tengan miedo al atreverse a tomar otras oportunidades porque, aunque el camino al principio se pone difícil, no dejarlo, porque mientras más difícil se pone, más gratificante es el producto. Sin esfuerzo uno no le toma el peso a las cosas, atrévanse y confíen que todo el esfuerzo vale la pena”.